Blog/Noticias

Blogposts Potencial-Humano
¿Cómo reconocer tus fortalezas y desarrollarlas?

Ya sea en los estudios, el trabajo o incluso en tu vida personal, seguramente todos hemos pasado por una fase o instancia particular en la que hemos tenido que evaluar nuestras fortalezas y debilidades. Pudo haber pasado cuando estábamos decidiendo qué camino de carrera seguir, qué materias tomar, si estábamos listos para dirigir un proyecto en particular en el trabajo o si deberíamos cambiar de empleo.

 

Es natural que nos esforcemos por la excelencia y seamos conscientes de nuestras fortalezas a fin de aprovechar ese potencial, sin dejar de ser conscientes de nuestras debilidades o puntos débiles para mejorar. Nuestros mentores, seres queridos o jefes solo pueden llegar a señalarnos esto. Pero con el apoyo de nuestro servicio de Mentoring Laboral, y sus innovadoras herramientas de diagnóstico, te proporcionamos un nivel completamente nuevo de comprensión de tu potencial y habilidades, para ayudarte a establecer y lograr grandes objetivos.

 

Acá te mostramos 3 formas de descubrir tus fortalezas y desarrollarlas:

 

  1. No te compares con los demás, pero acércate a las personas que te inspiran e incluso te intimidan.

¿Hay personas en tu vida que te asombran o incluso llegan a intimidarte? ¿Estás celoso de ellos? Sube y preséntese, permítete ser parte de sus vidas, e incluso ofrece contribuir a su trabajo si así lo deseas. Si tienen una cualidad que no ves en ti mismo, tal vez tú no te has dado permiso para explorar y desarrollar ese lado de ti. Considera alinearte con personas con las que te sientas competitivo, es un mundo nuevo y tendrán mucho que aprender el uno del otro.

 

  1. No te concentres en las debilidades, concéntrate en fortalezas.

 

Primero, descubre cuáles son tus puntos fuertes. En la web encontrarás múltiples test y teorías, pero si buscas ir a la segura, considera contratar un servicio de Mentoring Laboral, para ser evaluado por psicólogos expertos, utilizando las herramientas más actuales de análisis.

 

Hay formas que toman más tiempo, como hablar con personas que hayan trabajado contigo, ex compañero de universidad e incluso tus profesores ¿En qué has destacado a lo largo de tu carrera? Seguramente ellos lo tienen más claro que tú, quizás recuerdan los aspectos destacados de tu personalidad o tus habilidades.

 

Por otro lado, trabajar en las debilidades solo trae frustración y te hará dudar de ti mismo Concentrarte en sus fortalezas genera un mayor sentido de cumplimiento y avance.

 

  1. Usa el fracaso como motivación.

 

Las cosas no siempre van a salir como tú quieres, sin importar qué tan bien tú y tu equipo se alinean correctamente con tus objetivos. A veces necesitamos un buen

empujón para que podamos lograrlo. A veces necesitamos equivocarnos, revisar y volver a evaluar. En toda decisión estás tomando riesgos, y todas las personas tenemos defectos, no te desanimes por ello.

 

Steve Jobs fue despedido de la compañía que él mismo fundó, pero a través de la persistencia hasta la última instancia, volvió a salvarla de la extinción.

 

Todas las grandes figuras de éxito, a su manera,fallaron alguna vez, aprendieron de sus errores, y lo más importante, persistieron por sobre el fracaso, y gracias a esos errores y aprendizajes, hoy podemos maravillarnos con sus logros.

Read More
4 formas de descubrir enque eres bueno
4 formas de descubrir en qué eres bueno

Es un sueño universal hacer lo que nos apasiona. El único problema con esta aspiración es que a veces lo que más nos importa no es lo que hacemos mejor. Como dijo Gloria Steinem, “enseñamos lo que necesitamos aprender y escribimos lo que necesitamos saber”.

 

¡No te preocupes! Esto no significa que tu sueño está muerto. Simplemente significa que necesitas descubrir cómo llevar a buen término ese sueño, utilizando las habilidades que posees actualmente. Claro, tu sueño será ajustado y alterado. Pero, al final del día, todavía podrás hacer lo que le apasiona.

 

Aquí hay cuatro preguntas que debes hacerte para que esto suceda:

 

  1. ¿Qué habilidades te han ayudado a prosperar?

 

Durante tus años de infancia y universidad, sin duda has desarrollado ciertas habilidades por necesidad. Por ejemplo, Scott Edinger, un consultor y consejero delegado de gran éxito, creció en la ruina, en un parque de casas rodantes, y a la edad de nueve años, fue adoptado en circunstancias menos que ideales. Edinger aprendió a sobrevivir su desafiante infancia al convertirse en un experto en comunicación, resolución de conflictos, sintonía con otros y persuasión cruda.

 

En la universidad, se dedicó a pulir sus habilidades de comunicación, ubicándose entre los cinco primeros en más de cien torneos de debate, mientras ganaba un grado en comunicación y retórica. Avance rápido: ha sido clasificado número dos en ventas en una división de una compañía de Fortune 500 y ha ayudado repetidamente a las organizaciones a revertir las áreas con bajo rendimiento centrándose en una habilidad crítica de supervivencia en los negocios: las ventas.

escalar

Ahora, muchas personas no son tan desafortunadas como Edinger. Pero eso no significa que no hayas tropezado con obstáculos a lo largo de tu vida, y hayas descubierto una forma de superarlos. Piensa en las situaciones que te han desafiado: ¿Hay un hilo común entre todos ellos? Si es así, eso es algo en lo que eres bueno. Todo lo que tienes que hacer ahora es descubrir para qué campo o posición se adapta mejor esa habilidad.

 

  1. ¿Qué te hace sentir fuerte?

 

Marcus Buckingham, autor de “Now, Discover Your Strengths”, explica: “Nuestras fortalezas claman por la atención de la manera más básica: su uso te hace sentir fuerte. Toma nota de los momentos en que te sientes fortalecido y exitoso. Estos momentos son pistas sobre cuáles son tus puntos fuertes “.

 

Considera también esa fortaleza cuando te sientas sobrecargado. Cuando te sientes abrumado, quieres sentirte en control. Para tener el control, haces lo que te hace sentir fuerte.

 

  1. ¿Qué te hizo destacar cuando eras niño?

    Cuando somos niños, hacemos lo que nos gusta hacer, incluso si nos convierte en una rareza. Cuando miras hacia atrás en tus pasatiempos infantiles, es probable que descubras un talento innato.

trabajo-ideal-altavoz-adecco-814x320

Piensa, ¿Hay algo que te hizo peculiar cuando eras joven? Quizás algún talento artístico que olvidaste con el tiempo, o capacidades de liderazgo, las materias que más te gustaban en el colegio, etc.

 

  1. ¿Qué cumplidos tiendes a ignorar?

 

Con demasiada frecuencia, somos ajenos a nuestras fortalezas. Cuando haces algo espontáneamente bien, es fácil pasarlo por alto. Mantén tus oídos abiertos para los elogios que habitualmente desestimas, no por ser tímido, sino porque se siente tan natural como la respiración. Incluso puede ser que haya escuchado un cumplido muchas veces, que estés hasta cansado de escucharlo.

La tendencia a desviar los cumplidos sobre lo que haces bien es comprensible, pero a lo largo de tu carrera, te dejará negociando con un descuento de lo que realmente vales.

No asumas que solo porque algo viene fácilmente o te parece obvio, no es raro y valioso para otra persona.

¿Hay cumplidos que rechazas repetidamente? ¿Alguna de tus fortalezas no están en tu currículum?

 

Te ayudamos a encontrar tus fortalezas, y definir tus objetivos de acuerdo a tu vocación: Conoce el Mentoring Laboral y encuentra el trabajo ideal para ti.

4

Read More
7 pasos trabajo correcto
7 pasos para saber si estás en el trabajo correcto

¿Te has preguntado alguna vez si elegiste la carrera correcta? ¿Tu trabajo es adecuado para ti? ¿Te hace feliz? ¿Siente que es para eso que viniste a este mundo?

Si ya te hiciste estas preguntas antes, como la mayoría de las personas, es posible que te hayas encontrado evaluando los pros y los contras de lo que haces en el trabajo. Si bien este es un proceso útil, puede ser fácil equivocarse. Hoy compartimos con ustedes el proceso exacto para identificar si están en el trabajo correcto o no.

Generalmente, nuestros cerebros tienen una tendencia a hacer una de estas tres cosas:

  • Distorsionar
  • Generalizar
  • Omitir

 

¿Qué significa esto?

A menudo, cuando miramos una situación como nuestro trabajo, podríamos distorsionar la forma en que lo vemos. Por ejemplo:

Carla es abogada. Ella dice que vive con miedo a ser despedida porque no es buena en su trabajo. Le pregunto si alguna vez ha recibido comentarios de su jefe sobre su bajo rendimiento y ella responde que no. De hecho, ella me cuenta cómo recientemente acaba de ser promovida.

Entonces, ¿qué está pasando aquí? Carla está distorsionando su visión de su trabajo. Ella tiene un miedo infundado de que no es buena para eso, sin embargo, toda la evidencia dice lo contrario.

Aquí hay otro ejemplo:

David es un profesional de TI. Él dice que detesta absolutamente su trabajo. Él simplemente no puede soportarlo, odia cada segundo en su oficina. Luego le pido que desglose exactamente lo que hace cada día y que describa cómo se siente con cada tarea. Mientras hablamos, se hace evidente que David realmente disfruta de algunas de las tareas en su trabajo: simplemente no le gusta la “idea general” de su trabajo.

Entonces, en este caso, David ha generalizado su situación. Al decir que ‘odia’ su trabajo, no es 100% exacto, porque en realidad disfruta algunos aspectos de su trabajo. Lo que sucedió aquí es que David ha sacado una conclusión global sobre su empleo.

Y un último ejemplo:

Daniela es una gerente de proyecto. Ella dice que su trabajo es realmente aburrido. Ella simplemente no soporta tener que organizar tantos pequeños detalles. Pero al profundizar en sus labores, queda claro que Daniela realmente disfruta el aspecto de construcción de relaciones de su trabajo, ella sencillamente no está tan interesada en la parte organizacional. Le encanta tratar con otras personas y es muy buena para crear relaciones duraderas.

Lo que sucedió aquí es que Daniela ha omitido parte de esta historia. Ella solo mencionó las partes aburridas de su trabajo y no mencionó las partes que sí le gustan. Entonces, de nuevo, ella no está mirando su trabajo de manera objetiva.

 

¿Qué tienen todos estos escenarios en común?

En todos estos casos, las personas se están enfocando en las partes negativas de sus trabajos. Entonces, esencialmente, esto solo pesimismo. A menudo la gente busca asesoría porque odian su trabajo, pero cuando se profundiza un poco más, casi siempre hay aspectos que disfrutan.

El peligro aquí es que tu pensamiento se sesga y solo piensas en lo que no te gusta de tu trabajo. Esto puede conducir fácilmente a una “depresión laboral”. Cuando tenemos una depresión laboral, nos levantamos cada mañana temiendo el día que tenemos por delante. Pasamos todo el día odiando partes de nuestro trabajo y nos olvidamos por completo de saborear las partes que sí disfrutamos. Cuando hablamos con alguien sobre nuestro trabajo, nos lamentamos y lamentamos lo malo que es. Básicamente convertimos el trabajo en nuestro enemigo únicamente con nuestro pensamiento.

Este es un juego muy peligroso porque finalmente estamos creando nuestra propia infelicidad. Todos los trabajos vienen con algunas tareas que no son agradables, ¡incluso nuestros trabajos de ensueño!

 

Entonces, ¿qué podemos hacer para tener una visión realista de nuestro trabajo?

 

Una de las mejores cosas que podemos hacer es pasar dos semanas creando un diario de trabajo. En este diario, debes enumerar cada tarea que haces por un lado y luego debes revisar y evaluar cuánto disfrutas o te disgusta cada tarea. También puedes agregar algunos comentarios al lado de cada tarea para tomar conciencia de por qué te gustó o te disgustó cada parte.

Lo que hace este ejercicio es darte un reflejo preciso de qué tan malo es tu trabajo y de cuánto disfrutas realmente. Al final de las dos semanas, es muy interesante analizar qué porcentaje de tu trabajo de verdad no te gusta y qué porcentaje disfrutas.


A continuación hay 7 pasos simples para identificar si de verdad odias tu trabajo o en realidad no es tan malo.

 

7 pasos para saber si estás en el trabajo correcto

1. Haz un balance de cómo piensas sobre tu trabajo. Si alguien le preguntara “¿Te gusta tu trabajo?” Piensas en cómo responderías.

2. Toma conciencia. ¿Sueles quejarte con amigos y familiares sobre todas las cosas que odias de tu trabajo?

3. Haz una lista de todas las cosas que te gustan de tu trabajo. Tómate tu tiempo y piensa qué tareas te gusta hacer.

4. Haz las paces con el hecho de que ningún trabajo será perfecto. Acepta que puede haber tareas que no te encanten.

5. Crea tu propio diario de trabajo. Haz una lista de cada tarea que realizas todos los días durante dos semanas y califica cada tarea del 1 al 10. Al final de las dos semanas, debes tener una representación precisa de tu trabajo.

6. Considera cuáles son tus habilidades únicas. ¿Tu trabajo te permite usar estas habilidades?

7. Al final de este proceso, debe poder identificar una de estas tres cosas:

1.  Te gusta mucho tu trabajo, es solo que te estás enfocando en todos los aspectos malos
2. Hay algunos aspectos de tu trabajo que te convienen, pero hay más aspectos negativos que positivos
3. Estás en el trabajo equivocado porque no te gusta más del 70% de las tareas que haces

Si te encuentras con las opciones 2 o 3, entonces es hora de comenzar a buscar una nueva carrera profesional. Esto puede sonar un poco aterrador, pero nunca es tarde para cambiar de rumbo. Te recomendamos nuestros servicios de Mentoring Laboral, donde te apoyamos en todo el proceso de encontrar tu trabajo ideal, desde definir tus objetivos y encontrar tu propia definición de éxito, hasta la inserción efectiva en tu nuevo empleo.

Read More
mentoring laboral
La importancia del Mentoring Laboral

El autor y empresario estadounidense Zig Ziglar dijo: “Mucha gente ha ido más allá de lo que creían que podían, porque alguien más pensó que podían”.

importancia del mentoring

 

Ya habrás puesto un gran esfuerzo y compromiso de tu tiempo como estudiante de educación superior. Pasar los exámenes y conseguir un título le dará a tu carrera un mejor comienzo. Sin embargo, dada la alta competitividad del mercado laboral actual, puedes darte una mano más en la escalera hacia el éxito encontrando un buen mentor.

 

¿Por qué necesitaría un mentor?

 

“Siempre mantente abierto a la posibilidad de que alguien esté tratando de decirte algo que necesites escuchar”- Ken Henry.

 

Tanto el el innegablemente exitoso Richard Branson,como Larry Page y Steve Jobs han recibido orientación de mentores profesionales. Branson dijo: “No importa quién eres, de dónde vienes o qué has logrado, un buen mentor es un activo invaluable en los negocios”.

 

Acudir a una mentoría laboral o profesional, puede ayudarte a conseguir la diferenciación clave frente a tus competidores en el mercado, y no solo eso, sino también ayudarte a definir tus objetivos y tu propia definición de éxito.

 

¿Cómo sacar el máximo provecho a una mentoría?

 

Para aprovechar al máximo las oportunidades de tutoría, es importante que determines lo que esperas lograr de la relación.

 

Puede haber un desafío específico que superar, o quieres comprender el alcance de las posibilidades que están abiertas para ti. Establece tu misión principal.

 

Otro punto importante a considerar a la hora de recibir orientación, es que debes estar dispuesto a escuchar verdades incómodas. Un mentor profesional te dirá las cosas tal cual son, analizará tanto tus fortalezas como tus debilidades, y te entregará pautas y plan de acción para mejorar y encontrar tu verdadero camino al éxito.

 

Si ya te sientes listo para ir en búsqueda de un trabajo que esté alineado a tu vocación y talentos, te invitamos a conocer nuestros servicios de Mentoring Laboral, donde te acompañamos en todo el proceso de encontrar tu trabajo ideal, desde un diagnóstico inicial con psicólogos expertos, hasta el apoyo en el proceso de inserción en tu nuevo empleo: SOLICÍTALO AQUÍ.

Read More